impactonews.co

Torres gemelas1
Impacto News

Impacto News

El 9/11 también enlutó a Colombia: estos fueron los compatriotas que perdieron la vida

Gran parte de las víctimas colombianas se encontraba en las oficinas de las Torres Gemelas.

El 11 de septiembre de 2001 aconteció uno de los atentados terroristas más recordados y repudiados de la historia, atribuido a la organización yihadista Al Qaeda, que secuestró aviones comerciales de las compañías American Airlines y United Airlines para hacerlos estrellar contra varios objetivos.

En total murieron cerca de 2.996 personas, incluyendo a los 19 terroristas, y hubo cerca de 25 mil heridos. Dos aviones impactaron contra las Torres Gemelas, en el complejo World Trade Center, New York, cuyos escombros golpearon, causaron incendios e hicieron derrumbar horas después al 7 World Trade Center.

También, un avión impactó contra el edificio del Pentágono, en Virginia, sede del Departamento de Defensa de Estados Unidos, y el cuarto, que se dirigía al Capitolio en Washington, cayó en un campo abierto de Pensilvania tras cambiar la ruta en medio de la lucha de sus 37 tripulantes y 7 pasajeros para intentar frenar el secuestro.

Colombianos fallecidos tras los atentados

En Colombia también se expandió el dolor, no solo por empatía frente al fatídico día, sino porque varios connacionales e hijos de colombianos entraron en el listado de los fallecidos. Las víctimas mortales de nuestro país, cuyos perfiles dio a conocer en ese entonces la Presidencia de la República, fueron las siguientes:

Danny Correa, 25 años: fue llevado por su familia a Estados Unidos en 1979. Hacia la fecha del atentado iba a recibir grado de contador en el Berkeley College. Dos meses antes había empezado a trabajar en la compañía Marsh & Mclennan, en el piso 98 de la torre sur; era padre de una niña de 4 años.

Arcelia Castillo, 49 años: dejó dos hijos varones, en noviembre de 2001 iba a recibir grado como contadora. En las mañanas trabajaba en la firma de valores Marsh & Mclennan y por las tardes estudiaba.

Luis Eduardo Torres, 31 años: llegó a finales de los 80 a EE. UU. a través de México. Al principio llevaba domicilios a la bolsa de valores, luego ascendió a corredor de divisas. El día de los atentados estaba en su nuevo empleo como corredor con la firma estadounidense de servicios financieros Cantor Fitzgerald, cuyas oficinas estaban en la torre norte.

La empresa Cantor Fitzgerald perdió a 658 empleados tras el atentado

Allí también laboraban los fallecidos Milton Bustillo, de 37 años, como técnico de computadores, padre de una bebé de 7 meses; y Rafael Humberto Santos, de 42 años, a quien su familia lo llevó a EE. UU. cuando tenía 9 años. Santos dejó dos hijos barones.

Jorge Luis Morrón, 39 años: partió de Barranquilla en 1993, trabajaba como guardia de seguridad en el lobby de una de las Torres Gemelas. A comienzos del 2001 había contraído matrimonio. Su esposa esperaba un hijo con él, en un embarazo de alto riesgo, pero perdió al bebé.

Víctor Paz Gutiérrez, 43 años: natural de Cali, llegó a New York a los 28 años, luego de huir de la violencia en Colombia tras el asesinato de su hermano. Trabajaba como chef de pastelería en Windows on the World, complejo de restaurantes ubicados en la torre norte. En el mismo lugar murió Wilder Alfredo Gómez, de 38 años, quien también trabajaba allí.

Wilder Gómez y su hija

En Windows on the World laboraba igualmente Carlos Mario Muñoz, quien estuvo allí durante 15 años. Fue encontrado en el Hospital Bellevue de la ciudad de Nueva York.

Sonia Ortíz, 56 años: se fue de Colombia en 1971, trabajaba como aseadora en el WTC, operaba el ascensor que comunicaba al lobby con el restaurante donde laboraban Víctor Paz, Wilder Gómez y Carlos Muñoz. La mujer vivía en Queens con una hija.

Windows on the World. Foto: Nestlé Library

Antonio Montoya, 47 años: desde los 80 se radicó con su familia en Boston, dejó tres hijos. Por fallas en la reservación abordó el vuelo 11 de American Airlines, hacia Los Ángeles, California, el cual se estrelló contra la torre norte. Otra víctima fue Carlos Alberto Montoya, de 35 años, quien viajaba como pasajero en el mismo vuelo.

Carlos Alberto Montoya. Foto: El Espectador

Carlos Cortés Rodríguez, 58 años: llegó a esa ciudad en 1967 para estudiar Ingeniería Civil en la Universidad de Nueva York, el 11 de septiembre estaba en el piso 91 de la torre sur, dentro de su oficina de la corporación Washington Group International. Dejó un hijo.

Adriana Legro, de 32 años: hija de padres colombianos, sus padres llegaron a EE. UU. antes de su nacimiento. En el 2001 laboraba en la compañía Carr Futures, torre norte, y era la primera profesional de su familia.

También, se lamentó la pérdida de Alejandro Castaño Henao, de 35 años, hijo de colombianos, quien trabajaba en Empire Distribution, ubicada en la población de Carlstadt, ese día hacía un reparto de suministros en las Torres Gemelas. Dejó un hijo de 14 años.

Igualmente, se sufrió la muerte de Cesar Augusto Murillo, de 32 años, otro trabajador de Cantor & Fitzgerald quien murió un año después de su boda, él estaba orgulloso de la herencia de su familia colombiana; Gloria Nieves, de 48 años, empleada de la Fiduciaria Trust, dejó 1 hijo; y Pedro Francisco Checho, de 35, quien dejó 3 hijos.

Cesar Augusto Murillo. Foto: Emily Greenberg

Sharon Cristina Millan, de 33, también murió tras los atentados. Ella nació en Nueva York, pero su familia era de Colombia, donde vivió algunos años de su niñez; y el cartagenero Hernando Salas, de 71, quien trabajaba en una oficina cercana a las Torres Gemelas y perdió la vida en medio del humo y los escombros.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email

DEJA TU COMENTARIO

error: