impactonews.co

Iglesia Berea Resurrección
Impacto News

Impacto News

“Hoy será la llegada del Señor”: Iglesia Berea asegura que no habrá suicidio colectivo

Una menor de 17 años sigue en vigilia en la casa del pastor en Barranquilla.

Este miércoles las autoridades anunciaron la implemetación de mecanismos de vigilancia como medidas para garantizar el orden en la sede principal de la Iglesia Cristiana Berea, ubicada en el corregimiento Isabel López. La Policía realizará patrullaje hasta la noche de este 28 de enero, día en el cual, según los miembros de la comunidad religiosa, “Jesús va a resucitar“.

Cabe recordar, que la Iglesia Berea ha sido noticia por el temor de los habitantes de que esas personas que se encuentran en vigilia, esperando que Jesucristo resucite, incurran en un suicidio colectivo. En el corregimiento se teme que atenten contra sus vidas para encontrarse con sus familiares que “murieron en Cristo” y sobretodo, para “conocer al Señor”.

Para la comunidad religiosa, los pastores cumplen con prepararlos para la llegada de Jesús.

En la comunidad religiosa existen al rededor de 8 menores de edad, quienes también estaban haciendo ayunos prolongados. Estos, con la gestión del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, fueron reubicados de manera temporal con otros familiares y se les están restableciendo sus derechos en el ámbito escolar. Sin embargo, recientemente se supo que una menor permanecía en la casa del pastor de la iglesia en Barranquilla y que además, hizo caso omiso a los llamados de su madre, a quien dijo no conocer.

También le puede interesar: Bienestar Familiar reubicó a 8 niños de Iglesia Berea en Isabel López.

Este caso de fanatismo religioso enciende las alarmas sobre hasta dónde puede llegar la fe y la idolatría por las “profecías” de pastores y demás líderes religiosos. La Iglesia Berea, también tiene una sede en Barranquilla, ubicada en el barrio Ciudad Jardín, en la cual siguen las mismas creencias. Sus miembros han vendido las pertenencias que tenían y se han alejado de sus familias para estar “puros” a la espera del hijo de Dios.

La iglesia dice tener la misión de hacer discípulos y predicar el evangelio.

Por su parte, los miembros de la congregación, liderada por Gabriel Ferrer y Yolanda Rodríguez, antiguos docentes de la Universidad del Atlántico, aseguran que no cometerán ningún suicidio colectivo y que ninguna de sus vidas será puesta en riesgo. No obstante, los habitantes del corregimiento siguen atentos a de qué manera serán las preparaciones finales para la “resurrección de el Señor” y cómo asumirían si ésto no sucede, teniendo en cuenta al alto grado de convencimiento que tienen al respecto.

Informe: Laura Rocco

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

DEJA TU COMENTARIO

error: