impactonews.co

24-04-30-08-18-23-409_deco
Impacto News

Impacto News

SENA Atlántico reconstruyó vivienda afectada por fuerte aguacero en el barrio El Bosque

Desde 2022, esta familia residía en una casa en un estado realmente preocupante. En la obra participaron instructores y aprendices.

Para contribuir al desarrollo social y técnico de los trabajadores colombianos y a la transformación social, económica y tecnológica del país, en el SENA Atlántico se han desarrollado proyectos que han transformado la vida de los atlanticenses desde diferentes ámbitos y el de la familia Cortés del barrio El Bosque es uno de ellos.

Hace algunos meses, y gracias a la llamada de Yarelis Montes, líder comunal del barrio, a la emisora ‘Atlántico en Noticias’, se conoció la preocupante historia de Ana María Cortés y su familia (conformada por 6 niños y 4 mujeres adultas), quienes, por las inclemencias del clima desde el año 2022 vivían en una casa con grietas, en un estado realmente preocupante, a la cual se le terminó de caer el techo en el año 2023.

Esta circunstancia hizo eco en Jacqueline Rojas Solano, directora de la regional, y a través del Nodo de Construcción del Centro Industrial y de Aviación se materializó la estrategia de aprendizaje por proyecto ‘Construimos felicidad’, cuyo objetivo principal era lograr una vivienda digna, donde todos estuvieran protegidos.

Para hacer posible el desarrollo de este proyecto, se aunaron esfuerzos, el SENA Atlántico participó con 10 instructores técnicos, que incluían arquitectos e ingenieros, además, 30 aprendices de los programas de Construcción del Centro Industrial y de Aviación, quienes fortalecieron sus competencias técnicas y, sin lugar a duda, fortalecieron su capacidad de servicio, de ayuda y de solidaridad.

También, como miembro importante del trabajo, estuvo la comunidad que apoyó la puesta en marcha del proyecto desde el principio, brindando apoyo con meriendas para los aprendices y alojamiento para los niños de la familia de Ana.

Una vivienda adecuada proporciona estabilidad, seguridad y dignidad a las personas y las familias, lo que les permite desarrollarse plenamente y participar activamente en la vida social, económica y cultural de su comunidad. Sin duda, este será el comienzo de una nueva historia de la familia Cortés, a la cual las adversidades han hecho más fuerte y resiliente.

“Es un día de felicidad para toda la familia SENA, porque convertimos lágrimas de tristeza en lágrimas de alegría para la señora Ana y toda su familia, quienes, en septiembre de 2022, perdieron prácticamente su casa. Hoy 29 de abril, les devolvimos la alegría y esperanza de un techo, y como familia les dimos alegría y esperanza, gracias a nuestro Nodo de Construcción, a los aprendices e instructores, que convirtieron una tragedia en un momento mágico”, afirmó Jacqueline Rojas, directora del SENA Regional Atlántico.

Ana María Cortés, una mujer trabajadora y cabeza de un hogar amoroso, recibió con emoción el trabajo de más de cinco meses que el SENA regional Atlántico, en cabeza de sus aprendices, ha realizado.

“Hoy que veo lo que me ha regalado mi Dios, el SENA y todos los que me han apoyado, les digo que sí hay un Dios grande y que nos ama. Yo lloraba mucho, pero gracias al SENA, a mi líder Yarelis, tengo una felicidad inmensa, esta casa es una bendición para mí y mi familia”, expresó Cortés.

Por su parte, Mildred Beltrán, coordinadora del Nodo de Construcción, contó: “Ver las condiciones en las que esta familia vivía nos dio ánimos a todos para llevar a cabo el proceso, estábamos seguros de que como nodo cumplíamos con todos los requisitos para lograrlo. Fue un reto gigante, pero una experiencia que alimentó el ser de los aprendices, instructores y demás personas que participaron”.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

DEJA TU COMENTARIO

error: