impactonews.co

Premio Ana Luisa-Ponqué Ramo1
Sergio García

Sergio García

‘Premio Nacional a la Mujer Ana Luisa’ en homenaje a la creadora de la empresa Ponqué Ramo

Ana Luisa Camacho Gómez fue la heredera de la receta del célebre ponqué Ramo y gran gestora social. El premio está dirigido a mujeres emprendedoras, líderes familiares, comunitarias y sociales de Colombia.

El lanzamiento del premio fue el pasado sábado 14 de noviembre y en los próximos días se darán instrucciones para las mujeres que quieran participar.

El creador y director de la Fundación Social Molano, Mauricio Molano Camacho, anunció el lanzamiento del “Premio Nacional a la Mujer Ana Luisa”, en homenaje a Ana Luisa Camacho Gómez, quien con su esposo Rafael Molano Olarte, no sólo creó en 1950 la empresa Ramo, sino que al mismo tiempo educó con esmero 8 hijos y ha llevado a cabo durante décadas una silenciosa y prudente labor comunitaria, social y empresarial que hoy merece reconocimiento.

“Con el fin de resaltar su labor y servir de modelo integral, lanzamos este premio para emprendedoras, líderes familiares, comunitarias y sociales, el cual consiste en apoyo al proyecto ganador de profunda acción transformadora que esté encabezado por una mujer” explicó Mauricio Molano Camacho.

Agregó que su madre “fue la heredera y guardiana de la receta familiar secreta del Ponqué Ramo, transmitida por las mujeres de la familia de generación en generación desde la británica Louise Phillips a finales del Siglo XVIII, pasando por los continentes europeo, africano y americano, hasta llegar a ella por parte de su suegra, doña Mercedes Olarte Vanegas”.

“Pero ella, explica Molano, no sólo recibió y enriqueció la receta del Ponqué Ramo sino que también heredó principios y valores familiares como la responsabilidad social, la solidaridad, la disciplina y el emprendimiento. 

Recuerdos de un día en la fábrica de Productos Ramo

Entre sus ancestros se encuentran su tío don Julio Roberto Gómez Mora, llamado “el abogado de los pobres” y fundador de la sociedad San Vicente de Paúl en Garagoa, quien ante la temprana muerte de su papá fungió como padre; y su hermana, doña Odilia Camacho Gómez, destacada educadora, cofundadora del Liceo San Luis, del Club del Educador y de la Normal de Garagoa, directora de San Vicente de Paúl en ese municipio, y concejal y primera mujer alcaldesa de Colombia en Garagoa. En su honor, hoy la Biblioteca Pública de ese municipio lleva su nombre”.

Ana Luisa Camacho nació en Garagoa, Boyacá, y muy joven decidió viajar a Bogotá para educarse, en tiempos en que no era común para las mujeres salir de su casa y forjar caminos independientes. Estudió secretariado comercial, y logró ascender hasta ser secretaria de la Presidencia de la República, durante el gobierno de Mariano Ospina Pérez, y luego secretaria de la Presidencia de la empresa Bavaria.

Mauricio Molano Camacho resalta el impacto de doña Ana Luisa: “mi madre supo sentar las bases de la producción, la economía y la calidad que caracterizan los productos Ramo y fue también quien estableció los principales parámetros iniciales del control de costos en la naciente empresa familiar, a la vez que educaba a sus ocho hijos y desarrollaba una labor social y comunitaria, que siempre fue efectiva y silenciosa, pues nunca buscó protagonismo”.

“Como consejera permanente de mi padre Rafael Molano Olarte, mi madre supo transmitir a la familia Ramo valores comprometidos con la labor social, el emprendimiento y el compromiso con sus semejantes, su región y su país, improntas que marcaron mi vida y la de los demás allegados”.

Influenciado por el ejemplo de mis padres  -explica Mauricio Molano Camacho- desde hace más de 40 años creé la Fundación Social Molano que, con mis propios recursos-, apoya programas semilla para trabajadoras sexuales, discapacitados, adultos mayores, jóvenes y niños que así lo requieren.

“Hoy mi madre Ana Luisa Camacho Gómez tiene más de nueve décadas y está lúcida y vivaz, con un espíritu juvenil y entusiasta. Vive rodeada del agradecimiento y reconocimiento de sus descendientes, de sus amigos y de los empleados que aún la recuerdan con especial admiración y cariño”, concluyó Mauricio Molano.

COMPARTIR ESTA ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email

DEJA TU COMENTARIO