impactonews.co

Gladys, barranquillera con cáncer en EE. UU (1)
Impacto News

Impacto News

“No sabemos si está viva, el esposo no nos da información”: familia de barranquillera con cáncer en EE. UU.

“Él nos dijo que a ella le habían dado cinco días de vida y no nos contestó más”: expresó la hermana de la mujer, quien pide visa humanitaria para verificar el estado de su ser querido.

Los familiares de Gladys Becker Gómez viven en Barranquilla, Atlántico, una situación dolorosa, dado que la mujer de 57 años enfrenta en Estados Unidos un cáncer de seno en etapa IV y ellos no saben sobre su estado de salud.

Gladys Esther Gómez Chaparro se casó con un ciudadano estadounidense y vive con él en el país norteamericano desde hace varios años. La última vez que su familia en la capital del Atlántico supo de su allegada fue hace varios días porque el esposo de la barranquillera, presuntamente, no permite que sus seres queridos se comuniquen con ella. Así lo contó su hermana, Yamile Gómez:

“Se fue hace 17 años, se casó con una persona de allá, el año pasado le detectaron cáncer, hasta el domingo que hablé con ella el deseo de ella como nosotros es que vayamos a verla, así me lo comunicó por nota de voz, al tiempo que me contó sobre una cita que tenía el martes. Después de esa nota de voz le escribí el lunes para que me dijera qué especialista la iba a ver y a qué hora. Mi hermana no contestó más, nos empezó a llamar la atención su ausencia. Estamos muy alarmados, nos urge ir, estamos buscando que esto llegue ante las autoridades competentes para que nos sea concedida la visa humanitaria, como familia estamos sufriendo porque prácticamente mi hermana está sola y tenemos entendido que no le tienen el debido procedimiento, que la tienen encerrada“.

Gladys Becker Gómez. Foto autorizada por los familiares de la mujer

El último día que se contactó Yamile con su hermana y el esposo de esta, lo que él le dijo la dejó devastada. “Nos comunicamos con la ayuda de un amigo que nos traducía las cosas, mi amigo le dijo a él que nosotros teníamos el deseo de ir y el esposo dijo que a mi hermana le habían dado cinco días de vida, que ya no había tiempo; sin embargo, nosotros le pedimos que mandara la historia clínica, él nos pidió un correo electrónico, pero nunca la envió, ahora tampoco nos contesta el teléfono, no tenemos cómo comunicarnos con él“.

Por ello, los parientes de Gladys, quien no ha tenido hijos, pero sí cuatro hermanos y allegados que están preocupados por ella, piden orientación para la obtención de sus visas humanitarias con el fin de viajar a Estados Unidos, saber qué le ha pasado, si sigue viva y, en dado caso, acompañarla en sus últimos días.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

DEJA TU COMENTARIO

error: