impactonews.co

Menor herido El Golfo
Impacto News

Impacto News

“Necesito que me respondan”: padre de niño herido mientras policías perseguían a delincuente

El menor de 9 años entraba a su casa en El Golfo, Barranquilla, cuando fue impactado por una bala en la pierna.

Luis Carlos Durán López, padre de un menor de 9 años de edad herido a bala en la tarde del pasado jueves 22 de febrero, en Barranquilla, pide a las autoridades responder por los gastos médicos del niño, quien tendrá que ser sometido a una cirugía.

Los hechos se registraron en la calle 121A # 11-03 de El Golfo, en el suroccidente de la capital del Atlántico. El progenitor del menor contó a Alexander Ojito, reportero urbano de Impacto News:

“Me contaron que venían en una persecución siguiendo a un man que robó un carro, abrieron fuego hacia allá, impactaron mi casa y al niño, la herida de bala tuvo entrada y salida en su pierna derecha, debajo de la rodilla. Yo venía del trabajo, eran las 6:00 de la tarde cuando recibí una llamada, me dijeron que se formó un tiroteo de la Policía con el bandido, me llamaron a decirme que me habían herido al niño con un impacto de bala”.

El carro habría sido robado por dos delincuentes, uno logró escapar y el otro fue herido. Familiares del niño aseguran que fue un policía quién accionó el arma y una “bala perdida” impactó al pequeño

Artículo relacionado: Amarraron al conductor, robaron el vehículo y, en medio de persecución policial, un niño fue herido

Por fortuna, el menor se encuentra estable y consciente, pero deberá ser operado. Su padre solicitó: “No es para problemas, no estoy juzgando a nadie, lo único que yo quiero es que me colaboren, que me respondan económicamente y me ayuden con el niño porque esta es pura gastadera, yo soy cabeza de hogar, ahora estoy aquí y debo dejar de trabajar”.

El menor fue auxiliado y llevado a un centro asistencial a bordo de una motocicleta

El hombre asegura que nadie le ha colaborado con los gastos y se encuentra angustiado por la situación: “Hasta el momento llegaron ayer los policías y hoy no los he visto. Los vecinos me cuentan que el niño iba entrando a la casa en la reja porque iba detrás de la mamá, él fue a entrar cuando fue impactado por una bala. Los Policías siguieron la persecución y al niño me lo ayudó un muchacho que pasa en la casa y fue reservista, encontraron una moto y ahí se fueron”.

Finalmente, indicó en medio de la preocupación: “Me mandaron a comprar unas cremas, unos medicamentos, ir a la casa, nada más el transporte de ida y vuelta son $40.000, eso sale de mi bolsillo y yo no tengo plata, estoy aquí con las manos abajo, necesito que se reporten y hablemos pacíficamente”.

Informe: Alexander Ojito – El Ojo de la Calle

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

DEJA TU COMENTARIO

error: