impactonews.co

Denuncia agresión física joven barranquillera (6)
Impacto News

Impacto News

Joven barranquillera denuncia agresión física de su exnovio

“Interpuse la denuncia y tengo temor de alguna represalia. El papá me hizo amenazas”.

“Nunca he sido de una persona que expone su vida privada en redes sociales, pero esta vez me atreví, porque no quiero que esto le siga pasando a las mujeres, no soy ni la primera ni la última mujer que ha sufrido agresión física por parte de un hombre, ¡somos muchas!”, expresó Mayra Morales en su perfil de Instagram. 

Mayra, barranquillera de 24 años, denunció haber sido víctima de golpes propinados por parte de quien, al momento de los hechos, era su novio.

Morales contó que llevaba más de tres años de relación con su presunto agresor, Wilfrido Restrepo Vásquez, de 21 años, quien, según su versión, la sometió a numerosos maltratos físicos y psicológicos, siendo la última agresión el pasado 24 de abril.

Era una relación demasiado tóxica que iniciamos el 15 diciembre de 2018, después, al empezar la pandemia me fui a vivir con él y ahí empezaron los maltratos físicos y psicológicos. Él tenía problemas con la marihuana, desde el 2019 la familia se dio cuenta por su conducta, entonces tomaron la decisión de enviarlo al psiquiatra“.

Pese a los esfuerzos, Mayra asegura que su novio se tornaba cada vez más violento, hasta el punto de llegar a pelear con su propio padre. La mujer relató:

“Entró el 2020, inició la pandemia, él aparentaba que no consumía, entonces compraba brownies para disipar todo. Yo le decía que no podía hacerlo, que eso podía pasar a mayores, siempre peleábamos por la misma razón, porque él quería prender el porrito de marihuana y yo le rogaba que no”.

Al entrar la pandemia, cuando Mayra se quedó a vivir con su pareja, asegura que él la manipulaba con el hecho de que ella estuviera en su residencia y, en medio de las discusiones, presuntamente, comenzaron a surgir las agresiones físicas.

“Todos los días que consumía peleábamos, me estrujaba, me jalaba de los brazos, yo me defendía con las uñas. En junio de 2021 el papá se dio cuenta porque él rompió el closet y la dueña de la casa llamó a la madrastra, mi papá me fue a buscar y me dijo que necesitaba que lo dejara”.

Fotografía enviada por la denunciante

La familia del joven lo llevó por un tiempo de viaje, al regresar, buscó a Mayra y ella volvió con él, cayendo en lo que describió como un círculo vicioso.

“Terminábamos, me trataba mal, pero solo verbalmente; hasta el 24 de abril pasado que me volvió agredir a raíz de un problema. Él seguía consumiendo, yo inserté una tarjeta SIM a mi celular y le escribí contándole eso a una persona en su familia para que lo enviaran a un centro de rehabilitación, pero no prestaron atención, después escribí a la esposa del papá y ahí si lo hicieron”.

De acuerdo con el relato de la mujer, el hombre le dijo que todos en su familia ya sabían lo que él hacía y que estaban seguros de que ella había sido la emisora de los mensajes.

“Me intervinieron el teléfono ilegalmente, se dieron cuenta de que sí era yo. Un sábado salimos a comer, estábamos en la casa de una amiga, cuando le mostré mi teléfono él vio una videollamada con un amigo que no le caía muy bien, empezó a tomar y a tomar, empezó a decir que me era infiel, me presionaba el celular contra la cara y yo le decía que me respetara, en una de esas le empujé la cara“, dijo sobre hechos ocurridos, supuestamente, el 24 de abril en horas de la madrugada.

Morales contó que como su pareja había tomado demasiado licor, decidió acompañarlo a su vivienda. “Él me metió al cuarto de manera abrupta, le dije que me iba a mi casa, que necesitaba descansar, me dijo que si necesitaba plata para irme, cogió un billete de $50.000 y me lo restregó en la cara, yo lo rompí, él se molestó, de una sola levantada me cogió y me tiró en la cama, aunque no intentó abusarme sexualmente”.

También, agregó: “Me reventó el celular contra la pared, me arañó los brazos, me volvió a coger del pelo, yo me le prendí para que me soltara, tenía mucha rabia, cogí una pesa y le partí el iPhone 12, cuando se dio cuenta de eso, empuñó la mano y me pegó en la nariz, yo quedé viendo borroso, desorientada y me salió un chorro de sangre de la nariz”.

La denunciante aseguró que la madre y abuela del joven la socorrieron, él, supuestamente, gritaba que la odiaba y la quería asesinar. “Después insistió en que quería hablar conmigo, la mamá se quedó en la puerta, y él me dijo que lo perdonara; en eso llegó el papá y me tiró una pulla haciendo referencia a que ya sabía lo de los mensajes”.

La mujer colocó la denuncia

Mayra volvió a su trabajo tras contarle a su jefa lo sucedido; el hombre la seguía llamando para ofrecerle disculpas y argumentar que la agresión había sido mutua.

Yo le dije que fue en defensa propia y él me dijo que se quería matar. Además, en su casa se me habían quedado con el teléfono, vieron mis conversaciones privadas con una amiga. Después, el 27 me llamó en horas de la tarde, me dijo que me iba a echar un cuento, que me cuidara, que si yo lo denunciaba iba a enfrentarse a todo”.

Finalmente, la mujer contó sentir temor de lo que pueda hacer su hoy expareja o el progenitor de este: “El papá me hizo amenazas el 25 de abril. No me da miedo él, me da miedo su papá”.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email

DEJA TU COMENTARIO

error: