impactonews.co

Alberto Portacio1
Impacto News

Impacto News

Hasta siempre, profesor Alberto Luis Portacio

Mi vocación por la radio y los medios de comunicación nació gracias al profesor Portacio. Fue él quien me enseñó a perderle el temor al micrófono y a hablar en púbico.

Por: Sergio García

En la madrugada del viernes 15 de enero, cuando las manecillas del reloj marcaban las 3:30 de la madrugada, falleció el docente de una inmensa generación de estudiantes en Barranquilla. 

El  deceso del profesor Portacio, de 94 años de edad, se produjo en la clínica Bonadonna. Llegó el eterno descanso para un valiente hombre que batalló por varios años contra un cáncer de piel en el cuero cabelludo.

Con orgullo podemos decir: “fui alumno del profesor Portacio”. Su sabiduría quedó plasmada en colegios como el Acolsure, San José, Colón, Británico Americano y Colegio de la Costa, de donde soy egresado, a mucho orgullo.

Recordar al profesor Portacio es evocar la disciplina, la rectitud y su voz fuerte que infundía respeto, valores hacia el docente que hoy se han perdido.

Antes de ser profesor, soñó con ser famoso en el canto. Una de sus melodías favoritas era ‘Virgen de medianoche’, tema que le hacía cantar cada vez que nos veíamos. 

Desde mi adolescencia admiré el tono de voz del profesor Portacio, era sonora, radiofónica; razón por la que fue locutor de noticias en varias emisoras de la banda AM y recordado por aquel comercial de radio que decía: “enciende un Piel Roja, Piel Roja, satisface”.

Sin modestia alguna, me considero uno de los alumnos favoritos del profesor Portacio; la locución nos unió, ejercicio que inicié en Emisoras ABC a mis 14 años, cuando cursaba secundaria bajo la rectoría del rígido y legendario formador. 

Recuerdo como si fuera ayer, cuando me pedía que leyera textos en el aula de clases y cuando me nombró presentador oficial de los actos cívicos del Colegio de la Costa, llevados a cabo en el patio rectangular de la vieja sede en la carrera 38 con calle 54. Es más, me nombró director de las obras de teatro del colegio, actividades que labraron mi camino en los medios de comunicación.

En sus 40 años de docencia, el profesor Portacio se dio el lujo de abolir las malas palabras en las instituciones educativas por donde pasó. Su principal acompañante fue el libro de urbanidad Manual de Carreño y cada semana dictaba clases de Comportamiento y Salud.

La mañana del 16 de mayo de 2012, lo visité en su residencia con el fin de entrevistarlo, agradecerle públicamente por la formación que nos dejó y por la vocación hacia los medios que me inculcó. Le di un fuerte abrazo y al despedirnos me sorprendió cuando hizo varias ‘lagartijas’ en la terraza de su casa, a sus 84 años. “Me siento con la salud de un bebé”, me dijo, entre risas. “Los tengo a ustedes como recuerdo, ese me permite vivir con orgullo”, añadió.

El 21 de julio de 2012, por invitación de Carlos Luis Peláez, varios exalumnos del Colegio de la Costa nos reunimos para agasajar al profesor Portacio.

Aquella tarde maravillosa, a la orilla del mar, el profesor Portacio soltó muchas carcajadas al hacerle recordar tantas travesuras colegiales.

Hasta siempre, profesor Alberto Luis Portacio. En nombre de todos sus alumnos, gracias por las enseñanzas. Se marcha, quizás, el mejor docente en la historia de la educación en Barranquilla. Q.E.P.D.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email

DEJA TU COMENTARIO

error: