impactonews.co

20240514_192145
Impacto News

Impacto News

¡Gracias, Mele! Junior ganó en Ecuador y quedó a un paso de los octavos de Libertadores

El Tiburón enfrentará ahora al Pereira en Quilla por los cuadrangulares semifinales de la Liga colombiana, el domingo 19 de mayo (5:30 p. m.).

Por: Iván Peña Ropaín.

Tres puntos vitales consiguió, la noche del martes 14 de mayo, Junior de Barranquilla en Ecuador al derrotar 1-0 con gol de José Enamorado a un difícil Liga Universitaria de Quito, duelo válido por la fecha 5 (penúltima) en su Grupo D de la Copa Libertadores, sumando de esta manera 9 puntos y quedando a milímetros de la clasificación a octavos de final.

El acceso a la siguiente ronda del torneo Conmebol se podrá finiquitar de ganarle, este jueves en Perú, Botafogo a Universitario, quedando de esta manera el Tiburón con las 9 unidades que logró en esta jornada, el brasileño también con 9, el peruano se quedará con las 5 que contabiliza y el ecuatoriano con las 4 que ostenta, no alcanzándolos ni a Junior ni a Botafogo en la jornada que cerrará la fase de grupos.

¡Un gol que casi que no entra, pero fue el del triunfo!

En el césped del Rodrigo Paz Delgado, Arturo Reyes, como muy poco se le ve, salió con un planteamiento con ambición de triunfo, parando un 4-4-2:
Santiago Mele bajo los tres postes; en defensa Gabriel Fuentes, Walmer Pacheco, Jermein Peña y Emanuel ‘Turro’ Olivera; en zona de recuperación Didier Moreno y Víctor Cantillo; dos generadores ofensivos como Yimmy Chará y José Enamorado; y los atacantes Carlos Bacca y Marco Pérez.

El duelo arrancó con la gresividad tanto por los lados del dueño de casa como por el visitante, teniendo ambos en los primeros 10 minutos de juego arremetidas con corte de gol.

La primera fue para el cuadro colombiano, marcando el reloj del uruguayo Esteban Ostojich los 3 minutos iniciales, quedándole una bola a Bacca dentro del área y rematando violentamente con dirección al arco custodiado por Alexander Domínguez, pero la bola dio en un defensor rival.

Luego, cuatro minutos después, respondió el ecuatoriano con un fusil también dentro de las 16 con 50, empero Mele contrarrestó el remate de Leonel Estupiñan, metiendo sus guantes y enviándola a la esquina.

Después de esas dos y pese a la disposición técnica de Arturo-III por salir a buscar el gane de una, Liga de Quito se adueñó de la esférica y empezó a tejer jugadas peligrosas, principalmente por el sector izquierdo del lateral Fuentes, a quien le ganaban en posición numérica como causal de la lentitud de Chará al dar una mano en defensa. A ello se la aúna la exigua idea del equipo barranquillero al momento de salir jugando de atrás, así como la constante mala entrega de pelota al avanzar.

En la acometida del elenco blanco y errata a la hora de salir jugando de su contrincante, al 17′, Peña por poco y comete un grave error al perder la ‘pecosa’ con el paraguayo Alex Arce, yéndosele por suerte larga la bola, lo que le permitió al de este fallo (Peña) reponerse en la posición, hacer una cobertura oportuna y enviar el balón al córner.

Seguía y seguía “puyando” el émulo, porque sabían que la victoria los montaba sobre el adversario en la tabla, produciendo dos más con peligro de romper el cero a cero, una al minuto 20 y la otra al 23′: La primera, pegó en el horizontal tras un potente cabezazo de Arce, el más inquietante en la ofensiva de Liga y quien le ganó en su salto a Peña y al ‘Turro’, y la segunda, en un regio disparo cruzado del argentino Lisandro Alzugaray, pasando la bola a centímetros del vertical siniestro del meta “charrúa”, que se lanzó para la foto observando cómo la misma lo superaba.

Ante esas llegadas, Reyes le pedía a sus dirigidos que despertaran, lo que consiguieron cuando Pacheco recibió un balonazo en la cara y tuvo que ser asistido en el césped de juego por varios minutos, enfriándose Liga en su visión incisiva.

Respondió seguidamente Junior, al minuto 26, en un tiro de banderín que le dejó un rebote suelto a Cantillo cerca de la medialuna, pateando el apodado Flaco fuerte y al centro del arco, pero sin líos para Domínguez, que la encajonó bien.

Subió un poco más sus líneas el Tiburón y, ante los espacios que ofrecía el de Ecuador, se ganó un contragolpe que le concedió el 1-0, al 36′, ese que al final fue el del valioso gane.

Este nació en un pase profundo de Bacca en terreno propio a campo contrario a raíz de una arremetida fallida de Liga y quedándole en una gran corrida a Enamorado, quien arrastatando a los dos defensas y sorteando un mano a mano con el golero, se originó seguidamente un par de malas definiciones del volante soledeño y luego de Pérez, que en su enganche en el punto penal tras el bote que dejó su disparo que dio en uno de los centrales del universitario, se le fue larga y por fortuna le quedó otra vez a Enamorado para que esta vez sí resolviera bien frente al achique de Domínguez, unicándosela a su costado derecho, y a gritar ese gol que casi que no entra.

Esa diana le dio algo de brío al Rojiblanco, que se volvió a animar y tuvo el segundo en otra contra, tras un pase cruzado de Chará a Pérez que entraba solo por el centro, pero este no tuvo ni distancia ni “viveza” para recepcionar la bola, por lo que terminó perdiendo la posición y se esfumó esa acción.

Con esa y una muestra más de subienda por parte de Liga pero sin final feliz para ellos, acabaron los primeros 45 minutos de este duro compromiso en condición de forastero.

¡Gracias, Mele! El uruguayo fue transcendental para el triunfo

Para el comienzo de la segunda parte en este duelo por la penúltima jornada en el Grupo D de la “gloria eterna”, se pintó lo que se dio en toda esa etapa: Liga encima de Junior de Barranquilla para emparejar el score lo más rápido posible.

Entre tanto, Arturo Reyes dio confianza al mismo onceno que paró en el Rodrigo Paz Delgado, pero este se vio maniatado raudamente por el émulo, que lo obligó a encerrarse y nos hizo sufrir a los junioristas, hay que decirlo.

Teniendo más la “caprichosa” en sus pies los ecuatorianos, escarbaban por derecha, por el centro y por izquierda, por arriba y por abajo intentando vulnerar al colombiano, haciendo ello que Santiago Mele volviera a “ponerse la capa de salvador”, tal como lo viene haciendo en esta competición y en el certamen local.

En esas intervenciones portentosas, el arquero uruguayo, al 55′, le sacó un tremendo cabezazo a Alzugaray tras volar hasta su palo izquierdo, supliendo la falencia en la referencia de la marca de Peña y ‘Turro’, quienes si bien tuvieron buenos pasajes, también tuvieron desatenciones que no salieron caras gracias a su guardameta.

Debido a la agresiva actitud de Liga que olfateaba el uno a uno, al minuto 54 Reyes movió su banco de suplentes para darle paso a Homer Martínez por José Enamorado, un cambio prematuro en cuanto a la línea ofensiva que se requería para generar contragolpe, y a Bryan Castrillón por Carlos Bacca.

Mientras se moldeaba el nuevo esquema que pensó Reyes, Liga tuvo al 63′ otra que le cegó Mele en una espectacular sacada a quemarropa tras media vuelta de Jan Hurtado, que entró para este periodo y le concedió mayor movilidad en la parte de adelante a su equipo; hay que anotar que igualmente desatinó el ‘Turro’ en la marca hombre a hombre.

Entrando y pisando el 70′, previo a que Cantillo dejara la cancha por Jhon Vélez, el cuidador de la cueva de Junior de Barranquilla inhibió una nueva sobre la base de su palo derecho, adonde quiso meterla Alzugaray luego de llevarse en el rectángulo a su compatriota ‘Turro’ Olivera, y posteriormente le despejó en la raya un toque de primera intensión de Hurtado que se adentró al área ganando posiciones a los bakcentrales ‘tiburones’. ¡A puro reflejo Mele!

Ya degustándose el 1-0, renunciando completamente al ataque, el estratega samario puso al central Brayan Ceballos por el siempre combativo y uno de los mejores en este cotejo, Didier Moreno, y acto seguido a Léider Berrío por Yimmy Chará, pero aun así no se pudo contener a Liga de Quito en su desespero por empatarlo, siendo azuzados por su hinchada que se hallaba molesta por el resultado que se daba.

Previo al pitazo final de Ostojich, Junior solo consiguió propiciar la primera y única con factura de diana en todo ese segundo tiempo al 74′, por intermedio de Castrillón, que se hizo a un saque largo de Mele que le picó a los defensores de Liga, robándose la pelota y penetrando el área, pero al desenfundar su disparo la mandó por la nubes.

Viéndose después borbollones peligrosos en el pórtico de Santiago Mele, que seguía luciendo magnífico bajo los tres postes, además de un Rojiblanco defendiendo con los dientes esos tres puntos, se decretó el final de este compromiso por la quinta y penúltima jornada en el Grupo D, ese que sigue liderando el de Barranquilla y en el que se está clasificando de primero a los octavos de final de la Copa Libertadores 2024.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

DEJA TU COMENTARIO

error: