impactonews.co

Caso médica falsa Clínica de la Policía Barranquilla
Impacto News

Impacto News

Falsa médica engañó a todos y trabajó tres años en la clínica de la Policía en Barranquilla

El supuesto nombre de la galena es Maira Alejandra Zapata, pero en el registro nacional de médicos no aparece tal profesional.

¡De no creer, pero cierto! Así se puede calificar un caso acontecido en Barranquilla, precisamente en la Clínica Regional Caribe de la Policía ubicada en esta ciudad, por cuenta de una falsa médica de nombre Maira Alejandra Zapata, quien trabajó tres años seguidos prestando sus servicios profesionales dentro de ese complejo de salud de la institución armada.

Según lo establecido por la Fiscalía General de la Nación y la Procuraduría General de la Nación, entidades que adelantan las investigaciones del caso, la presunta médica trabajó de manera consecutiva en la clínica de la Policía en Barranquilla por tres años consecutivos de manera normal, pero de un momento a otro desapareció cuando su presencia alertó a la Dirección de Sanidad de la Policía, ya que su nombre no aparecía en los registros de profesionales en salud graduados a nivel nacional.

Ilustración. La falsa médica ingresó a laborar en la Clipo de Barranquilla en 2021 y desapareció en 2023.

Maura Alejandra Zapata trabajó de manera normal en el complejo sanitario de la fuerza pública, incluso, firmó contratos con la Policía para atender a los usuarios del sistema de salud de la institución, nunca hubo quejas sobre sus servicios, recetaba medicamentos y hacía recomendaciones a sus pacientes, es decir, se destacó de forma admirable por garantizar la salud de los usuarios.

No obstante, la falsedad y mentira de su profesionalismo salieron a la luz cuando se presentó un lío interno entre funcionarios de la clínica de la Policía en Barranquilla al destaparse una serie de irregularidades en la contratación del personal médico de esa regional.

En ese punto, por orden de la Dirección de Sanidad de la Policía se presentó una comisión para verificar lo que estaba pasando y través de investigaciones, se verificó la documentación de los contratos y fue en ese momento en que la médico se convirtió en una “fantasma” del que nadie más supo.

“En el marco de las verificaciones hechas a través de controles internos de la Dirección de Sanidad de la Policía Nacional, se evidenciaron una serie de inconsistencias en algunos procesos de contratación de la Unidad Prestadora de Salud (Upres) Atlántico, así las cosas, se determinó que una profesional de la salud no estaba inscrita en el Registro Único Nacional de Talento Humano en Salud (Rethus), situación que generó una alerta sobre el contrato detallado”, explicó la Dirección de Sanidad de la Policía en diálogo con la revista Semana.

Dado esto, las indagaciones permitieron descubrir que Maria Alejandra Zapata no existía, por lo menos como profesional en salud, pero las investigaciones de registro arrojaron que existía una mujer con ese mismo nombre y que residía en Cartagena. Sin embargo, la fotografía de la fémina no coincide con la que figura en el registro de Sanidad en la Policía, es decir, con la supuesta médica que estuco trabajando por tres años en la entidad.

Clínica de la Policía Regional Caribe sede Barranquilla.

De acuerdo con lo expuesto por revista Semana, medio de comunicación que sacó a la luz pública este hecho, la persona que ocupo ese falso nombre haciéndose pasar como médica, estuvo por los consultorios, los pasillos y las oficinas de la clínica de la Policía en Barranquilla desde 2021, es decir, cuando el país empezaba a recuperarse de la pandemia por el Covid-19, acontecimiento en el que incluso, Maira Alejandra firmó actas de defunción de víctimas por esta situación sanitaria mientras laboraba en la unidad de urgencias.

“En términos disciplinarios, una vez adelantadas las verificaciones correspondientes a todos los contratos de la unidad, se tomó la decisión de suspender disciplinariamente a cinco funcionarios por la presunta omisión de sus funciones y responsabilidades en los procesos contractuales”, señaló la Dirección de Sanidad de la Policía al citado medio, ya que en los hallazgos se evidenció que una coronel, encargada de Sanidad para la Policía en el Atlántico, usó su cargo para contratar a familiares, un caso de nepotismo que coincidió con la historia de la falsa Maira Alejandra.

Adicionalmente, la investigación también concluye que la Policía no fue la única timada, puesto que en el sistema de contratación pública del Estado, “aparecen otros contratos a nombre de Maira Alejandra Zapata con el Hospital Materno Infantil de Soledad, Atlántico, entre marzo y diciembre de 2022, con pagos superiores a los tres millones de pesos mensuales”, cita Semana.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

DEJA TU COMENTARIO

error: