impactonews.co

Micoahumado Bolívar
Impacto News

Impacto News

Desplazamientos masivos en el sur de Bolívar por combates entre Clan del Golfo, ELN y disidencias

En las últimas semanas, más de 120 familias abandonaron sus hogares en zona rural del municipio de Morales.

La escalada de violencia en el sur del departamento de Bolívar parece no tener tregua, a pesar de la intensificación de tropas militares desplegadas en la zona para la protección de la vida civil y el control territorial, asediado por grupos paramilitares y guerrilleros.

Las comunidades de diferentes veredas y corregimientos de municipios como Morales, se han visto en la necesidad de salir de sus hogares desplazados por la violencia hacia la cabecera municipal u otros territorios, por el temor de perder sus vidas en medio de los incesantes enfrentamientos entre el Clan del Golfo y la alianza de las guerrillas del ELN y las disidencias de las FARC que tienen injerencia en esa zona del país.

Las comunidades de corregimientos como Micoahumado viven bajo la zozobra y el temor, circunstancia por la cual en las últimas semanas aproximadamente 120 familias abandonaron sus hogares. Situación similar se vive en áreas rurales de municipios como Santa Rosa del sur, Simití, Cantagallo y San Pablo.

Corregimiento de Micoahumado, Bolívar

Las autoridades de Bolívar han reconocido el esfuerzo del Gobierno nacional de desplegar mayor número de miembros de las Fuerzas Militares en la zona, en total hay cerca de 3.000 uniformados, pero advierten que no ha sido suficiente para controlar todo ese amplio territorio, el cual se encuentra asediado por estos grupos armados ilegales al margen de la ley.

“La arremetida del Clan del Golfo es muy grande en la zona, y ellos están intentando apoderarse del sector minero. y el ELN en alianza con las Farc están intentando mantener el dominio que ellos traían. Entonces tenemos confrontación en diferentes puntos, no tenemos hasta el momento miembros de las comunidades fallecidos en combates, no tenemos incursiones por parte de estos grupos a algunas de las poblaciones, lo que tenemos es enfrentamiento entre ellos”, indicó Manuel Berrío, secretario de seguridad de Bolívar, en dialogo con la emisora Blu Radio.

Despliegue de soldados del Ejército en el corregimiento de Micoahumado, Bolívar

Vale destacar que en lo corrido del año ya se han realizado cinco consejos de seguridad en el sur de Bolívar, dos de ellos han contado con la presencia del ministro de Defensa Iván Velásquez, pero esta situación lejos de desaparecer se ha ido acrecentando por las condiciones de dominio y poder que ejercen los grupos armados ilegales con base al control de minas de oro situadas en esa subregión de Colombia.

Y es que lo que agudiza la presencia del Clan del Golfo, el ELN y las disidencias de las FARC en el sur de Bolívar se traduce en la rica extracción de más de cuatro mil toneladas de oro anuales, la mitad controlado por estos grupos al margen de la ley, quienes se lucran de este negocio en la Serranía de San Lucas.

“Es un flagelo de hace muchos años, pero que se ha recrudecido por esa disputa territorial. En esta zona del departamento el oro se transa al valor del día en el mercado, parece que funcionará como una especie de bolsa, lo que hace este mercado bastante atractivo para estos grupos”, concluyó el funcionario departamental.

Las comunidades del sur de Bolívar y sus líderes sociales buscan una solución a este complejo panorama de violencia e inseguridad que los azota, pues la tranquilidad y armonía aunque no ha sido de reinar en esos territorios a lo largo de la historia, hace que la actual situación propicie un desplazamiento masivo al que asocian como “resultado de un abandono histórico” de cada gobierno que llega al poder.

Redacción: Luis Ángel Terán

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

DEJA TU COMENTARIO

error: