impactonews.co

Libardo Parra2
Impacto News

Impacto News

Con mariachis y ritual femenino fue sepultado Libardo Parra

En medio de un velorio tradicional guajiro fue despedido Libardo de Jesús Parra González, el comerciante oriundo de Riohacha que falleció el pasado 10 de febrero, luego de un atentado sicarial en una Olímpica ubicada al norte de Barranquilla. El hecho criminal también cobró la vida de Katherine Martínez Sarmiento, cajera de la supertienda.

Como lo dicta la tradición de los funerales en la alta Guajira, el viernes 12 de febrero se realizó en el cementerio Jardines de la Eternidad, vía al mar, el ritual femenino en donde hijas, hermanas y el círculo de mujeres cercanas cargaron el ataúd con el fin de evitar que la muerte violenta se repita en el resto de hombres de la familia.

En efecto, las mujeres más allegadas a Libardo Parra cargaron el féretro y trasladaron el cuerpo hasta su última morada. 

Por lo menos 100 personas asistieron a su sepelio, el cual se realizó pasadas las 6:00 de la tarde ante la espera de un hermano que viajó de Nueva York a Barranquilla.

El sonido del mariachis acompañó la voz de un nieto de Lesmar Parra, hermano de Libardo, cuyas canciones hicieron estallar el llanto de los presentes.

“Libardo no tuvo el privilegio de ser abuelo”, comentó una familiar mientras escuchaba el canto del menor interpretando las rancheras Amor eterno y El rey.

Joaquín Gómez, ex FARC, no asistió al sepelio

Contrario a lo expresado en redes sociales, Joaquín Gómez, excomandante del Bloque Sur de las FARC, nativo de Barrancas, La Guajira, no asistió  al funeral de su ahijado Libardo Parra ni prometió ante los presentes vengar la muerte de su ser querido.

Curiosamente, Libardo Parra pudo entrelazar lazos afectivos entre las FARC y las autodefensas paramilitares, vertientes extremadamente distantes. Milton de Jesús Toncel Redondo, más conocido como Joaquín Gómez, era su padrino de sacramento, mientras que su primera esposa, Zulma Musso, es hermana de alias ‘Pacho’ Musso, segundo al mando de Hernán Giraldo, excomandante del Bloque Resistencia Tayrona.

Las hipótesis de las causas de su asesinato apuntan a un posible lío de tierras en el sector rural del municipio de Galapa, Atlántico, teoría que está en poder de los investigadores judiciales.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

DEJA TU COMENTARIO

error: