impactonews.co

Caso Sara Sofía destacada
Impacto News

Impacto News

Ayudemos a encontrar a Sara Sofía: la menor está desaparecida desde enero

Se contempla que la mamá haya vendido a la niña o la haya arrojado al río.

Sara Sofía Galván desapareció en circunstancias aún no esclarecidas. Su madre aseguró que el 28 de enero le dio de comer y la dejó durmiendo, rato después la encontró muerta y la arrojó al río Tunjuelito, en Bogotá. Familiares de la pequeña no creen dicha versión y conservan la esperanza de que no esté muerta.

Sara Sofía Galván, menor desaparecida en Bogotá.

En los límites entre las localidades de Bosa y Kennedy fue donde Carolina Galván aseguró que arrojó, con la ayuda de otra persona, el cuerpo de su hija, en el río Tunjuelito. Sara Galván cumpliría 2 años este 30 de marzo.

Pese a que Carolina se estaría quedando con Sara en la casa de Nilson Díaz, habitantes de Kennedy han asegurado que ambas fueron vistas varias veces deambulando por las calles e incluso durmiendo cobijadas por cartones. Dueños de locales comerciales le regalaban alimentos a la pequeña.

Las autoridades han realizado búsquedas exhaustivas, pero no han dado con el paradero de la niña. En las labores realizadas el 24 de este mes, la Policía Nacional encontró restos óseos en un canal de El Tuntal, Kennedy, pero pertenecían a dos perros.

La tía cuidaba a Sara porque su madre era muy descuidada

Carolina Galván no avisó desde el inicio que estaba embarazada de Sara, a su familia la tomó por sorpresa la noticia, e incluso, hasta el día de hoy, no saben quién es el padre biológico de la menor.

La mujer, hoy capturada, recibía constantes llamados de atención por parte de su hermana y demás familiares con quienes vivía, los que le notaban un desapego con su hija. Carolina se fue de la casa sin Sara y la niña quedó al cuidado de su tía, Xiomara Galván.

Captura de Carolina Galván, mamá de Sara Sofía.

Tiempo después, Carolina le pidió a Xiomara que le dejara tener a la niña por unos días, y ella confió en dársela el 15 de enero, último día en que la vio, sin imaginar que eso llevaría hasta las circunstancias actuales. La tía fue quien instauró en febrero la denuncia por la desaparición.

La niña podría estar viva en manos de una red de trata de personas

Xiomara Galván, tía de la menor, asegura que Carolina ha dado 2 versiones respecto a la desaparición de Sara Sofía. La primera, es la historia ya mencionada, la segunda consistía en que la madre de la menor le habría dado la niña a una mujer en Patio Bonito para que la cuidara, la cual le anotó en un papel sus datos a Carolina, pero a ella se le perdieron.

Xiomara Galván Cuesta, tía de Sara Sofía. Foto: Guillermo Torres.

Con esta segunda versión, Xiomara conserva la esperanza de que Sara esté viva, aunque posiblemente haya sido vendida y se encuentre en una red de trata de personas. Incluso, la tía cuenta que le han llegado mensajes advirtiéndole que han visto a la menor junto a personas venezolanas que piden dinero en las calles.

Esta hipótesis también la apoyó la Fundación Dignidad Abolicionista, según la cual, Nilson Díaz, supuesta pareja de Carolina, podría ser un proxeneta. Según la fundación, Carolina fue “captada por un proxeneta que ha explotado a otras mujeres y se ha quedado con sus hijos e hijas”.

Incluso, Susan Andrea Avella, directora de dicha fundación, explicó que posiblemente la madre de Sara Sofía se haya responsabilizado por los hechos con el fin de esconder la red de trata de personas que las victimizó a ella y a su hija.

“Solicitamos a las autoridades con urgencia y prioridad, la atención médica y psicológica de la madre de Sara Sofía, así como la protección que requiere como víctima de explotación sexual”.

La versión de Nilson Díaz

Después de haber negado enfáticamente tener conocimientos sobre el paradero de Sara Sofía, Nilson Díaz, dueño de la casa donde vivía Carolina, dijo que la menor murió luego de que la madre le diera un tetero, y que él ayudó cuando la arrojaron a un caño en Bogotá.

Las principales razones por las que la tía y otros familiares desconfían de Nilson Díaz y las versiones que da, radican en que una mujer llamó a Xiomara para advertirle que su hermana estaba ejerciendo la prostitución y Nilson era un proxeneta.

Carolina Galván y Nilson Díaz, capturados.

Además, el hombre vivía con 4 niños, de 5, 7, 9 y 10 años, los cuales fueron rescatados por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, y se presumen que todos, o por lo menos 3, no son hijos biológicos de él.

Recientemente, la Fiscalía encontró rastros de sangre en 3 lugares de la vivienda de Nilson y están realizando las respectivas investigaciones para saber a quién corresponden.

Migración Colombia publicó una alerta con el objetivo de evitar que saquen a la menor de Colombia y este 24 la Interpol emitió circular amarilla para buscarla en 196 países al rededor del mundo.

Informe: Laura Rocco

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

DEJA TU COMENTARIO

error: