impactonews.co

Así encontré a Venezuela-1D
Impacto News

Impacto News

Así encontré a Venezuela: especial internacional

Por: Sergio García

¿Hay comida en Venezuela, hay combustible y hay comercio? Son las preguntas que millones de personas se hacen en el mundo.

Con la cámara de Impacto News emprendimos una travesía hacia el país hermano para captar su actualidad y permitir que las imágenes hablen por sí solas.

Visitamos supermercados, centros comerciales, el mercado público, estaciones de gasolina, para corroborar si el desabastecimiento que golpeó a Venezuela, hace 3 años, aún persiste.

Supermercado en Maracaibo, Venezuela

Para sorpresa nuestra, encontramos en Maracaibo un abastecimiento total de alimentos y víveres, incluso, hallamos supertiendas Olímpica, Justo y Bueno y D1, funcionando exitosamente, a la par del resto de supermercados locales. Como dato curioso, pude pagar en varios almacenes con mi tarjeta débito Bancolombia.

Tienda Olímpica en Maracaibo

Hallamos un país con un modelo económico subsidiado o inclusivo, como lo llamó el expresidente Hugo Chávez en su Revolución Bolivariana. Sus habitantes no pagan energía eléctrica, no pagan agua, la mayoría tiene acceso a la educación pública escolar y universitaria, los servicios públicos al igual que la gasolina, son subsidiados por el Estado.

Fila de vehículos para abastecerse de gasolina subsidiada por el Gobierno

Los propietarios de vehículos pueden surtir hasta 120 litros de combustible al mes, a un precio ínfimo de 5.000 bolívares, que equivale a 0,03 dólares por litro. Los mayores beneficiados son el transporte público y de carga quienes reciben un subsidio del 100%.

Quienes poseen mayores recursos económicos se abastecen de combustible en gasolineras privadas cuyo precio es de 0,50 dólares el litro. En estas estaciones se puede cancelar en divisas, con la criptomoneda Petro y en tarjetas.

Maracaibo, Venezuela

El servicio de internet ha mejorado, la implementación de la fibra óptica por parte de públicos y privados, ha permitido a los venezolanos disfrutar de mayores comodidades en la navegación.

¿Es un modelo económico autosostenible?

Expertos aseguran que el gobierno deberá desarrollar un modelo diferenciado, en donde los que tengan capacidad económica puedan aportarle recursos al Estado y así garantizar el buen funcionamiento de los servicios públicos.

Uno de los mayores problemas que enfrenta la economía venezolana es la falta de crédito bancario. Funcionarios del Gobierno han anunciado con optimismo el funcionamiento de un comité que regulará en los próximos meses el crédito a los sectores estratégicos.

Venezuela, un país dolarizado

Encontramos mayor circulación del dólar y del euro, decisión adoptada por el Gobierno de Nicolás Maduro quien decidió abrir divisas y permitir la circulación de estas monedas extranjeras. Hasta en las zonas más populares, los precios de los artículos se exhiben en dólares; las facturas de compra se emiten en bolívares por mandato legal.

¿Qué se puede comprar con 1 dólar?

En Venezuela con 1 dólar se puede comprar más de una decena de productos: un shampoo que tan solo cuesta 3 centavos de dólar, un paquete de 10 pañales que cuesta aproximadamente 18 centavos, huevos, pastas, harina de maíz, arroz, papel higiénico, leche en polvo, entre otros.

Manejo del COVID-19

Para evitar la propagación del COVID-19, el gobierno venezolano implementó una semana radical y otra de flexibilización. Nuestra visita coincidió con la semana radical en donde sólo funciona el comercio de primera necesidad, los centros comerciales abren hasta las 5:30 de la tarde y los habitantes permanecen confinados en sus viviendas, acatando las directrices sanitarias del Gobierno.

Iglesia Santa Bárbara

Por momentos, Maracaibo pareciera un ‘pueblo fantasma’; reviso las estadísticas por el Coronavirus en Venezuela y encuentro que a diario se registran tan solo 550 casos positivos en todo el país, un total de 135.333 casos en pandemia y tan solo 1.308 muertes, víctimas del COVID. Allí confirmo la disciplina del ciudadano venezolano.

Contrario a lo que muchos se imaginan, no encontré en Maracaibo a un pueblo morir de hambre, siendo esta la capital de uno de los estados más golpeados a causa del bloqueo internacional que afronta Venezuela desde 2014.

En mis cinco días de estancia y recorrido, nadie, absolutamente nadie me habló mal de Nicolás Maduro ni de la oposición. Interpreto que el ser venezolano decidió sobrevivir, se cansó de las diferencias políticas y cada quien lucha por conseguir el pan de cada día y conservar su trabajo.

A pesar que el sueldo fijo es muy bajo, las personas han desarrollado emprendimientos para generar mayores ingresos, en dólares; gracias a la ayuda de familiares y amigos en el exterior, las remesas se han convertido en un valioso auxilio. “El mundo no puede olvidar que Venezuela ha sido el país más solidario de Suramérica, el mismo que albergó a más de 5 millones de colombianos desde los años 70’s”, expresa un comerciante cuyo local está ubicado diagonal a la Iglesia de La Chinita.

Veo a un Nicolás Maduro más fortalecido que nunca, luego de resistir el bloqueo internacional, la devaluación de la moneda y cientos de protestas que buscaban derrocarlo. Noto a una oposición dividida, sin un líder absoluto, que pudo haber sido Guaidó, quien logró preocupar al gobierno chavista los primeros 3 meses de su activismo pero que con el pasar de los meses perdió oxígeno al no contar con el apoyo de la fuerzas militares de Venezuela.

Puente del Lago Maracaibo

Pienso que es la hora del retorno para muchos venezolanos convertidos en habitantes de la calle en varios países vecinos, pienso que es la hora de regresar y volver a comenzar.

A continuación, compartimos nuestra producción audiovisual lograda en las calles de Venezuela, quizás, la primera lograda por un medio de comunicación de Colombia en medio de la pandemia.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email

DEJA TU COMENTARIO

error: