impactonews.co

Tumor denuncia Coomeva-1
Impacto News

Impacto News

Psicólogo lleva 5 meses pidiendo a Coomeva que lo operen de un tumor cerebral

Su vida está en riesgo y la EPS no responde, aunque un juzgado falló a su favor.

Yecith Castaño Cotes es un psicólogo, padre de dos hijos, que desde el 2020 le está pidiendo a Coomeva EPS S. A. que lo operen de un tumor cerebral. Desde noviembre del año pasado un juzgado ordenó a la entidad que le realizaran el procedimiento, pero el fallo no ha sido cumplido.

En un video enviado por Yecith Castaño a Impacto News expresó: “llevo luchando 5 meses para que me operen un tumor que me está afectando, tengo un dolor inmenso y no tengo a dónde ir de urgencias porque la clínica que presta servicios aquí en Barranquilla no tiene esa especialidad”.

Yesid junto a su pareja y sus dos hijos menores

El hombre asegura que ya puso la tutela y el Juzgado 17 de Pequeñas Causas y Competencias Múltiples de Barranquilla falló a su favor el 13 de noviembre de 2020, determinando que los representantes legales de Coomeva EPS debían pagar 5 salarios mínimos y 3 días de cárcel; no obstante, para Yecith ese tipo de soluciones no lo salvarán: “Eso a mi no me sirve, yo lo que necesito es que me operen porque es mi vida”, agregó.

El juzgado también ordenó que la EPS autorizara, programara y realizara de manera inmediata el procedimiento quirúrgico frontoetmoidectomia endoscópica más reconstrucción de seno frontal con malla titanio y resección de mucocele frontal. Hoy, 3 meses después del fallo, Castaño no ha sido operado.

Yecith no pierde las esperanzas de lograr ser intervenido para seguir luchando por su vida. En su red social de Instagram escribe sus reflexiones y deseos.

“Hay días donde la luz pareciera que no llegará, ni cuando abres las cortinas, ni si abres la ventana. Hay días donde el dolor de todas las heridas vuelven a doler, donde el neoplasias que llevo clavado no deja de doler, donde te recuerda día a día que estás de paso en este mundo.

Mundo, donde ese mundo se vuelven tres personas para seguir luchando. Ayer mi hija me preguntaba para dónde iba, le decía que a colocarme una puya. Lo más hermoso cuando llego a casa es verla esperándome, dándome un abrazo y diciéndome: “papi ya te colocaron la puya, ya no te duele más” y yo diciéndole: sí, mi reina, tragándome todo el dolor para que ella no piense que salí a la nada, que ninguna clínica me atendió, que solo me dieron unas pastillas para el dolor, dolor que no puedo reflejar cuando estoy con ella.

Hoy mi hijo me ha llamado preguntándome cómo estaba, si me dolía, diciendo que tengo que luchar, que tengo que persistir nunca desistir, me han salido lágrimas de los ojos de solo escuchar como me lo decía y por eso, sigo luchando en este mundo que me duele tanto. Coomeva, opérame ya”.

Informe: Laura Rocco

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email

DEJA TU COMENTARIO

error: