impactonews.co

Venezuela-Sergio G.6
Impacto News

Impacto News

“No vine a hacerle un juicio político a Venezuela, vine a mostrar la actualidad”

Por: Sergio García

Una noche antes de emprender mi viaje a Venezuela aprecié una escena que me conmovió, una mujer acompañada de varios niños que no pasaban de 4 años, estaba parada bajo un semáforo, en una esquina al norte de Barranquilla, a las 10:00 de la noche pidiendo dinero. 

Su acento era venezolano y le dije que por la hora la policía de Infancia podría quitarle a los niños. Me respondió que no tenia para comer y que asumía el riesgo con tal de darle alimento a sus hijos. -¿De dónde eres? -De Maracaibo, respondió. Voy para allá mañana, le dije. Su respuesta fue: “allá no hay nada, eso está maluco”.

Así como ella, millones de hermanos venezolanos debieron salir de su país desplazados hacia Colombia, Chile y Perú; algunos se fueron a pie, otros por transporte terrestre sin un bolívar en sus bolsillos.

Al anunciar mi travesía hacia Venezuela inició una lluvia de críticas en las redes sociales de Impacto News, desean que haga un juicio político al gobierno de Nicolás Maduro, que confronte a la oposición, que entreviste a ‘escuálidos’ a ‘enchufados’ y otros me aconsejan que no pierda el tiempo hablando de Venezuela.

Con respeto y tolerancia, siempre he respondido a quienes critican nuestra labor informativa que no soy juez de la República sino periodista. Mi labor debe ser lo más objetiva posible, alejada del odio y de generar divisiones.

Durante el primer día de grabación en Maracaibo decidí recorrer supermercados, centros comerciales, restaurantes y el mercado público. Contrario a lo que esperaba, hallé abastecimiento de alimentos en un 100%, almacenes de grandes superficies surtidos de ropa y calzado a precios muy económicos, personas comprando, filas de 40 minutos para pagar en caja y un país totalmente dolarizado.

En las próximas horas publicaremos nuestro documental con imágenes desde todos los rincones de Maracaibo, una de las ciudades más golpeadas luego del colapso económico  de hace 3 años, pero con un lema de campaña que leo en sus avenidas: Maracaibo renace.

En Venezuela la gente no paga energía eléctrica, no paga agua, la gasolina es subsidiada por el Gobierno, la educación pública es accesible y la población poco habla del COVID-19. 

Después de 6:00 de la tarde, la ciudad pareciera un ‘pueblo fantasma’, nadie está en las calles y aprecio que es una población disciplinada que acata las órdenes del confinamiento para disminuir los contagios por el Coronavirus.

Hoy indagaré sobre las estadísticas diarias de la pandemia en Venezuela y qué tan sostenible es para la economía de un país estar confinados y no pagar por los servicios públicos, cuyo nombre es real: público.

Posdata: encontré un amigo que hará realidad mi sueño de volver a probar el ‘pabellón criollo’ con las espectaculares caraotas negras que marcaron mi infancia. Gracias al Príncipe del merengue por la invitación. Ya nos vemos!

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email

DEJA TU COMENTARIO

error: